12 de diciembre de 2014

Voces del más allá- Psicofonía

¿Te imaginas una forma de poder comunicarte con tus seres queridos fallecidos?, la psicofonía significa sonido producido por energía psíquica, las hipótesis que pretenden explicar a este increíble fenómeno son numerosas, las grabaciones ¿son pruebas contundente de ello?...¿pareidolia?, ¿apofenia?.


¿Se imaginan si está hipótesis llega ser confirmada?, los fantasmas existirían o sería sus almas vagando en el mundo, ¿qué explicación la ciencia daría?.

Como lo expresamos anteriormente, estos sonidos son considerados del más allá, de los muertos.

Todo comenzó, o se presume que comenzó:
La historia más aceptada es la de que el impulsor de su existencia fue un productor de documentales y cantante de ópera, Friedrich Jürgenson, nacido el 8 de febrero de 1903 en Estonia. En las vacaciones del verano de 1959, estando junto a Mónica, su mujer, intentó registrar el canto del pájaro pinzón para realizar un documental. Dispuso para ello un pequeño magnetófono cerca de un bosque a las afueras de su casa y guardó silencio mientras el sonido de los pájaros se registraba en el aparato, haciendo varias tomas. Decidió escucharlas dentro de la casa, reprodujo la cinta y comenzó —según él— a escuchar lo grabado y comprobar que no se había producido ningún error. El audio era nítido y se escuchaba a la perfección el trinar de los pájaros, pero comprobó que en la grabación aparentemente alguien imitaba el trinar de los pájaros, estropeando la toma, para después escuchar la voz de alguien hablando en noruego, haciendo comentarios sobre el trinar del pinzón. Desechó la grabación, pensando que alguien se había introducido dentro de la zona donde él estaba, sin que Jürgenson se percatara de ello. Al día siguiente repitió la operación de grabado, en la misma zona, poniendo cuidado de que nadie anduviera a varias decenas de metros del aparato, y de nuevo, al reproducir la grabación, junto al canto del pinzón, una nueva voz se escuchaba perfectamente, pero en esta ocasión creyó reconocer la voz de su madre, fallecida, diciéndole algo que sólo ellos conocían: el nombre cariñoso y familiar con que su madre le llamaba. Según Jürgenson, en la grabación se escuchaba algo así: Friedel… mi pequeño Friedel… ¿Puedes oírme?.[cita requerida]
Así comienza la divulgación del supuesto fenómeno por todo el mundo. Entre los que lo han estudiado destacan Konstantin Raudive (primero en prestar atención a las grabaciones de Jürgenson y quizás quien más aportó al tema, hasta el punto de que las psicofonías también son conocidas como voces de Raudive), Hans Bender, Alex Schneider, Theodor Rudolf, H. Heckman, G.W. Meek, P. Jones, Klaus Schreiber, Ken Webster, el matrimonio Harsch-Fischbach, Hans Otto Koening y, dentro del panorama español, Germán de Argumosa -introductor del fenómeno en España, tras tomar contacto con Raudive, Bender, Schneider y el P. Leo Schmid, con los que colaboró-, Sinesio Darnell, Fernando Jiménez del Oso, Pedro Amorós, etc.
A partir de ahí, varios científicos trabajaron en la investigación de este asombroso fenómeno –y aún ahora lo siguen haciendo- para desentrañar los misterios de esta comunicación con el más allá.

Hasta la NASA encontró interesante el descubrimiento de estas voces y aunque nunca revelaron los resultados de sus investigaciones, se sabe que los dan por auténticos y posibles.

Si bien el Vaticano no ha dado una opinión contundente sobre el tema, se sabe que hay mucha apertura sobre este hecho y son varios los sacerdotes científicos que estudian el fenómeno psicofónico. 

Hipótesis:

  • Fraudes.
  • Ondas estacionarias.
  • Sonidos del más allá 
  • Pareidola
  • Entre otros.
Testimonio

Tras dejar la máquina grabando en el solitario sótano de la casa, para que no pudiese ingresar ningún ruido extraño, Argumosa y todos los circunstantes subieron al salón. Allí permanecieron durante 10 minutos, lapso después del cual volvieron al sótano para buscar la grabadora. Una vez que todos se hubieron acomodado para escuchar la grabación, Argumosa retrocedió la cinta y la reprodujo para que todos la escucharan. En ese momento el terror se apoderó de la sala.

En la cinta, donde presumiblemente no debía haberse escuchado nada, se comenzaron a oír terribles alaridos y ruidos espantosos, además del sonido de campanas y una voz masculina que decía: “Agua, agua…me ahogo”. Muchos de los presentes catalogaron posteriormente lo escuchado como “un coro del infierno”. Como si aquello no bastara, en otro punto de la grabación se escuchaba una voz de mujer, que parecía provenir del mismo averno y que decía con toda claridad: “Ya te tengo, Juan, te mataré..te matareeee”.

Muchos de los presentes apenas se repusieron de la experiencia, aunque lo más insólito se produjo tres meses después.
Entre los presentes que acompañaron a Argumosa esa noche se encontraba un diplomático de 40 años, de la embajada de Chile en Madrid, cuyo nombre de pila era…Juan. Pese a gozar de excelente salud, el diplomático murió en extrañas circunstancias, después de sufrir un presunto paro cardíaco y no sin antes pronunciar las palabras “agua, agua”.
La cinta de Argumosa fue escuchada posteriormente en su totalidad por algunos expertos europeos en la materia, quienes aseguraron no sólo que era auténtica, sino que era una de las cintas más aterradoras y realistas jamás grabadas. Hasta el mismo momento de su muerte, cuando era requerido por periodistas, Argumosa se negaba a reproducir la totalidad de la grabación, aduciendo que los primeros minutos se podían escuchar, no así los últimos, que eran demasiado espantosos.

Desde entonces, a la psicofonía registrada por Argumosa, la más famosa, terrorífica y larga en la historia de estos registros sonoros, se la conoce como “la psicofonía del infierno”. Recuperado de guioteca.

Cuéntanos Querido lector ¿Crees en la Psicofonía?

Página de facebook: http://goo.gl/VRlYvZ
Grupo de facebook: http://goo.gl/rcyg7h
Correo electrónico: revelandoenigmas@gmail.com