20 de diciembre de 2014

Los 6 seres más maléficos de las religiones

 PUEDES VISUALIZAR LA MISMA ENTRADA EN NUESTRA WEB :)

Todas las religiones poseen seres malvados y terriblemente malignos que amenazan a la humanidad y aterran al mundo con sus perversiones y desastres. En esta ocasión haremos una recopilación de algunos de ellos.






















DYBBUK

En el folclore judío, un dybbuk es un espíritu maligno capaz de poseer otras criaturas, y se cree que es el alma en pena de un muerto.2 3 Se dice que los dybbuks escaparon del Gehena, término hebreo traducido algunas veces como "infierno", o que fueron expulsados de éste por cometer transgresiones tales, que el alma no podía ser admitida ahí, como el suicidio.
Los dibbuks es una de varias formas de transmigración del alma en la mitología judía. En contraste con el dybbuk, el Ibbur (traducido como la impregnación) es una posesión positiva, de que gane la sabiduría para reincorporarse con Dios (algo parecido al Karma) como mitzvah. El gilgul (Yidis גלגול הנשמות), traducido literalmente como "el balanceo", echa la idea que un alma debe sobrevivir muchas vidas aque pasa cuando un alma honrada posee temporalmente un cuerpo. Esto siempre se hace con el consentimiento del Oriente.

GENIOS ÁRABES

Los genios son una especie maliciosa, pero no necesariamente maligna. En sus más benignas formas de comportamiento, suelen ser bromistas y embaucadores. Tienen una miríada de atributos, debido al efecto aglutinante que tuvo la extensión del islam respecto a las leyendas y supersticiones locales de los pueblos islamizados. Pueden ser invisibles o cambiar a voluntad de forma, haciéndose pasar por animales o presentándose con la apariencia de una mujer hermosa para visitar a los hombres por la noche, hacerles el amor y robarles la energía, como si se tratara de súcubos. 
Los genios pueden ser causantes de ciertas formas de locura. La palabra árabe que designa al "loco" es maynun, que etimológicamente significa poseído por los genios. Pueden atravesar sólidas paredes sin dejar de tocar lo material y a los vivos, desplazarse a grandes velocidades, transfigurarse en seres humanos y suplantar a familiares y conocidos. El estado normal de un genio es el de invisible para los humanos, ya que Dios les proporcionó muchas habilidades, pero dificultó de esta forma que pudiéramos relacionarnos normalmente con ellos. Cuenta la tradición que al final de los días esta situación se invertirá y seremos nosotros quienes podamos verlos, obteniendo la ventaja que desde el principio del mundo atesoraron.
Los genios tienen dinastías y jerarquías, no desmereciendo de la misma demonología católica en este punto. En otras culturas, como en la Mitología guanche (Tenerife, Canarias, España), también existía la creencia en seres que calificaríamos como genios, como los llamados Dioses paredros o Maxios (genios domésticos y de la naturaleza), los Tibicenas (genios malignos) y también el demonio Guayota (dios o diablo del mal aborigen), al que, al igual que al Iblís árabe, se le identifica a veces con un genio. Los guanches eran de origen bereber, del norte de África, lo que refuerza la hipótesis de un parentesco entre los genios africanos y este panteón isleño.Por lo general, estos seres son invisibles, aunque por momentos pueden adoptar diferentes formas (antropomorfas, plantas, o animales) y tienen la capacidad de influenciar espiritual y mentalmente al ser humano (posesión psíquica), pero no necesariamente utilizan estos poderes.
En las tradiciones más antiguas, los genios eran los espíritus de pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día. Otras tradiciones dicen que son seres de fuego. En todos los casos se trata de seres con características de duendes y otros seres mitológicos elementales de la naturaleza, que pueden, según su talante, atacar o ayudar al ser humano.

RÁKSASA

En el marco del hinduismo y el budismo, un ráksasa es un tipo de ser demoníaco.
Estos seres son demonios-caníbales en el hinduismo y el budismo. Los peores pecadores se reencarnan en estos seres de apariencia desagradable que representan todo lo que causa sufrimiento, injusticia y mal. Los ráksasas comen carne y beben sangre humana. Además, buscan apoderarse de humanos, incluso recién nacidos, penetrando en sus cuerpos a través de la comida y la bebida, a fin de torturarlos.
El texto épico Ramaiana los describe como creados de los pies del dios Brahmá de cuatro cabezas, sin embargo son indistintamente conocidos como descendientes de Pulastia, de Khasa, o de la diosa Níriti y Nirita.
El señor Brahmá les entregó dones especiales a ráksasas como Vibhishan, Jirania Kashipu y Jirania Aksa, que eran sus devotos. Muchos ráksasas habrían sido hombres perversos en previas reencarnaciones.
Los ráksasas son conocidos por perturbar los sacrificios, profanar tumbas, hostigar sacerdotes, por posesión humana, y actos similares. Sus uñas son venenosas y se alimentan de carne humana y comida podrida. Cambian de forma y realizan hechizos, y frecuentemente aparecen en forma de humanos y grandes aves.
El antropoide Jánuman, devoto del rey Rama, al llegar a la isla de Lanka donde Rávana reinaba, pudo observar que los ráksasas podían tomar cualquier forma imaginable. Aparte de Rávana, también es conocido el ráksasa Nairitia que es relacionado con el Sur.


ABADÓN

Abadón o Abaddon (del hebreo אֲבַדּוֹן, Ǎḇaddōn, "destrucción" o "perdición") es en el libro del Apocalipsis el "Ángel del abismo sin fondo" quien reinará sobre las plagas de langostas que asolarán a la humanidad, también figura identificado en su nombre en griego como Apolión.
Es el Destructor, en el libro de Apocalipsis, es el ángel o estrella del abismo sin fondo que encarna el cuerpo del príncipe de Tiro. El hecho de que sea él quien tenga el poder de liberar criaturas del abismo es porque un ángel abrió el pozo del abismo.(en Apocalipsis 9:1-11)
En muchos libros apócrifos, Abadón es considerado una entidad demoníaca, como en Ángel de la Muerte, donde es un demonio del Abismo, creencia muy extendida. En las escrituras se refiere a Apolión como el Ángel del abismo, rey de todos los seres encargados de atormentar a la humanidad.
En el libro del Apocalipsis se refiere al ángel del abismo, que desencadena la plaga de langostas. "Sobre ellos tienen como rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión." (Apocalipsis 9:11)
El simbolismo de Apocalipsis 9:11 deja abierta a interpretación la identificación exacta de Abadón/Apolión. Algunos investigadores bíblicos creen que es el anticristo o Satán.

AZI DAHAKA O ZAHHAK

(En avéstico "Gran Serpiente") es una figura demoníaca en los textos y la mitología de Persia Zoroástrica. Pertenece al suborden de Angra Mainyu. Los nombres alternos incluyen Azi Dahak, Dahaka, Dahak.
Azi Dahaka se describe como un monstruo parecido a un dragón de tres cabezas y seis ojos. Se dice que tiene mil sentidos, para sangrar serpientes, escorpiones, y otras criaturas venenosas. Se dice también que puede controlar las tempestades y traer la enfermedad. Este dragón fue derrotado por el héroe Thraetaona o Fereydun, pero no podía ser matado; por ello fue encadenado a la montaña Damavand.
Existen historias de serpientes monstruosas, asesinadas o encarceladas por héroes o seres divinos, que se remontan a la prehistoria y se encuentran en los mitos de muchos de los pueblos indoeuropeos, incluidos los de los indoiraníes, es decir, los ancestros comunes de los iraníes y los indios védicos.
El más obvio punto de comparación es el sánscrito védico aji, que es afín al avéstico aži. Sin embargo, en la tradición védica, el único dragón importante es Vritrá, pero «no existe una tradición iraní de un dragón como el indio Vritrá, que es el guardián de las aguas y es derrotado por Indra» (Boyce, 1975: págs. 91-92).
Mientras que en la tradición iraní existen numerosos dragones malévolos, en la tradición védica solo aparece el dragón Vritrá, que es budhnia aji, el benevolente ‘dragón de las profundidades’. En el Rig-veda, los dioses luchan contra los dragones, en cambio en la tradición iraní esta función la ejercen los héroes mortales.
Así pues, aunque parece claro que matar dragones es cosa de héroes (y de dioses en el caso del Rig-veda) y es «una parte de la tradición y el folclore indoiranios, también es evidente que la India e Irán han desarrollado distintos mitos antes de tiempo»

HUNDUN

Hundun es un ser mitológico chino sin cara y sin órganos de los sentidos. A diferencia de otros personajes religiosos, Hundun no amenaza al mundo, sino que fue víctima de otros seres mitológicos, que lo hirieron con la intención de abrirle huecos para que pudiera sentir. Sin embargo, Hundun murió y de los huecos en su cuerpo se filtró el universo en que vivimos.
Mitos de la creación Hundun implican la humanidad que nacen a partir de una "tempestad de huevo" o masa de carne, el hijo de un emperador, el dios del trueno representado como un perro con alas de murciélago, localizada con las personas Miao y los tailandeses.

Página de facebook: http://goo.gl/VRlYvZ
Grupo de facebook: http://goo.gl/rcyg7h
Correo electrónico: revelandoenigmas@gmail.com