19 de noviembre de 2014

La misteriosa desaparición del niño de Somosierra

Después de casi 30 años, muchas especulaciones y ninguna certeza en este misterioso caso sin resolver que hoy sigue siendo un caso abierto. Según la Interpol uno de los sucesos más extraños ocurridos en Europa, un terrible accidente causa la muerte de unos padres y la desaparición de su hijo; sin pruebas, sin pistas, sin respuestas, el caso del niño de Somosierra (Madrid) sigue siendo un misterio.


Todo ocurrió a la altura del kilómetro 95 del puerto Madrileño de Somosierra, un camión cisterna que transporta ácido sulfúrico, se vuelca y desata una gran alarma de contaminación, se encuentra dos cadáveres el del conductor y su esposa, pero el de su hijo Juan Pedro, no está ni en el camión, ni en los alrededores, lo estuvieron buscando por muchos años pero no se a vuelto saber nada de él.





¿Qué le pasó a Juan Pedro?, el niño de Somosierra.

Gracias al tacógrafo se pudo reconstruir la escena: 24 de Junio de 1986, Juan pedro tiene 10 años y su padre premia sus buenas notas permitiendo que él y su mujer le acompañen a un viaje de trabajo, no es la primera vez, pero si la única ruta y con una carga tan peligrosa, 18 toneladas de ácido sulfúrico que Andres (el padre de Juan Pedro), debe transportar desde Cartagena a Bilbao, el padre realiza 3 paradas, en la primera fue en la Venta del Olivo (restaurante), la segunda en una gasolinera y en la última desayunan y el camarero que los atiende, es la última persona que verá la familia junta y con vida.


Este camarero declaró: "Se sentaron y estuvieron ahí por 15 a 20 minutos [desayunando], se lo tomaron y marcharon", ya la subida al puerto de Somosierra, el padre realiza 12 paradas en 23 minutos, las paradas solo se justificarían por el tráfico pero esa mañana no hubo atasco, una vez que alcanza la cumbre se precipita a 140 Km/h por la otra vertiente del puerto hasta que se estrella, los padres mueren en el acto, las autoridades se demoran 10 horas para sacar los cadáveres a causa del vertido del ácido. Abuela del niño: "Vino mi hijo diciéndome, mamá no llores, que Juan Pedro no está en el accidente", se busco por todas partes al niño, se pensó que el niño podía haberse disuelto en el ácido, hipótesis que fue rechazada, que llevó a las siguientes preguntas: ¿viajaba Juan Pedro en el camión en el momento del accidente?, ¿pudo ser secuestrado?, la posible rotura de los frenos fue descarta, el padre acababa de pasar una revisión completa del camión, también se pensó que era una operación del narcotráfico pero no se halló droga en el camión, esta hipótesis nació por la presencia de unos hombres con bata en una furgoneta blanca (Nissan Vanette), incluso se dijo que pudo ser una abducción extraterrestre  y otra fue la presencia de espíritus o demonios.


Todavía se puede observar la cal que se usó para neutralizar el ácido, lo único que se encontró del niño es la goma de su zapatilla, ¿un viaje extraño con 12 paradas y no habiendo tráfico?, después de la "nada" viaja hasta unos 140 Km/h, ¿huía de alguien o de algo?, ¿perseguía a alguien?, tal vez las paradas fueron provocadas por otras personas, forzar hacer un transporte, que lleven un paquete y tener al niño del rehén, podría ser una de las hipótesis más aceptadas[ no es la primera vez que esto ocurría a otras personas], los testigos dicen que las personas vestidas de blanco, se bajaron de la furgoneta 2 personas, se dirigieron a ellos, diciendo la mujer que era enfermera, e iba atender al herido, el hombre se fue al camión a registrar, el coge algo y de pronto se van a la furgoneta y arrancan.     

Muchas especulaciones y ninguna certeza en este misterioso caso sin resolver que hoy sigue siendo un caso abierto. 

Déjanos tu comentario de esta enigmática historia y no te olvides de estar en contacto con nuestras redes.

Correo electrónico: revelandoenigmas@gmail.com