29 de noviembre de 2014

El misterio de Los Niños Verdes

El mundo está lleno de misterios y sucesos inexplicables que no dejan de sorprendernos, uno de ellos es el caso de los niños verdes. Esta asombrosa historia ocurrió de forma extrañamente similar en dos países completamente distintos, España e Inglaterra, y en fechas separadas por más de siete siglos.























Los Niños Verdes de Banjos
Corría exactamente el año 1887, cuando en una población de Barcelona, llamada Banjos, un grupo de campesinos que recogía sus cultivos de forma rutinaria, escuchó de pronto lo que parecían unos gritos procedentes de una montaña cercana. Los campesinos curiosos y un tanto alarmados, no dudaron en ir a investigar, descubriendo para su sorpresa a dos niños, un niño y una niña aterrorizados que estaban acurrucados cerca de una cueva.

Este hecho se volvió más insólito cuando los pequeños comenzaron a gritar en un idioma totalmente desconocido. Vestían un ropaje compuesto por una especie de tela metálica muy misteriosa y su rostro poseía características africanas a excepción de sus ojos, los cuales tenían rasgos asiáticos. Sin embargo, lo que dejó atónidos a todos los pobladores presentes fue el color de la piel de estos individuos, era verde como las hojas de los árboles.

Inmediatamente llevaron a los niños al pueblo, llamaron a muchos especialistas en lenguas, pero ninguno pudo identificar aquellas lengua que hablaban. Por otro lado, acudieron también un grupo de médicos que estudien el caso y den alguna explicación a la extraña coloración de su piel. Pronto pudieron comprobar que la constitución orgánica de estas extrañas criaturas era diferente a la humana, carecían de páncreas y poseían un solo pulmón, aunque algo mayor en tamaño que el del cuerpo humano. Así mismo, se descubrió en su piel la existencia de fibras desconocidas en la Tierra.

Los dos niños fueron llevados a la casa de un hombre importante y respetado en el pueblo para que se hiciera cargo de ellos, un juez local llamado: Ricardo de Calno. Los niños no se adaptaban a los alimentos que se les ofrecía, rechazaban absolutamente todo, por lo que no tardaron en debilitarse y enfermarse. Lamentablemente debido a esta situación el niño menor falleció, frente a esto la niña finalmente se puso a comer una dieta de verduras crudas, frijoles crudos en su mayoría, que hizo que al poco tiempo se curara y salvara.

La misteriosa niña se quedó a vivir en la casa del juez sirviendo durante cinco años, durante los cuales su piel cogió un tono caucásico normal, además de aprender el idioma español. Con el cual logró comunicarse más claramente con los demás y explicar su procedencia. Sin embargo, en lugar de esclarecer el enigma solo consternó mucho más a todos los pobladores.

Ella dijo que junto con su hermano habían venido de una tierra sin sol, donde toda la gente era de color verde y que vivían en un perpetuo crepúsculo. Explico que había una tierra de luz, más allá de una gran corriente. Cuando se le preguntó cómo llegó al exterior de la cueva, sólo podía decir que oyó un ruido muy fuerte y luego fueron empujados a través de algo, entonces ella y su hermano estaban en la cueva y podían ver una la luz al final de la oscuridad. Con la muerte de la muchacha, se desvaneció toda esperanza de resolver el misterio.


Los Niños Verdes de Woolpit

Sucedió en Inglaterra, en la pequeña ciudad de Woolpit, posiblemente a mediados del siglo XIII. La historia realta que un grupo de campesinos trabajaba en sus tierras, cando oyeron los gritos estremecedores de un par de niños cerca a las cuevas. Al acudir para brindar su ayuda notaron que se trataba de dos niños que hablaban un lenguaje desconocido y lo más sorprendente era que el color de su pigmentación era verde oliva.

Los niños completamente desorientados fueron transportados al pueblo para alimentarlos y 'quitarles ese color verdoso', sin embargo, para su asombro, nada retiraba el color, pues era nada menos que su piel.

Debido a que no quisieron recibir ningún alimento, se descompenzaron y enfermaron prontamente, por lo que el niño murió a los pocos días. La niña muy triste por lo sucedido, al fin decidió comer solamente frutas y verduras crudas.

Posteriormente, con el tiempo la niña se fortaleció, y estando ya sana cobró un tono de piel más humano. Siendo joven conoció un muchacho del cual se enamoró y contrajo nupcias, fue así como llegó a aprender el inglés. Pero este solo fue el comienzo de un misterio aún mayor. Pues lo que la pequeña narró sobre sus orígenes dejó boquiabiertos a todos.

Contó que ella y su hermano vivían dentro de la tierra, a varios kilómetros de profundidad, en un lugar de perpetuo crepúsculo, donde todos tenían la piel verde. Un día oyeron un sonido de campanas que los condujo hasta una abertura en la superficie de la tierra que les permitía salir, fue así como descubrieron un nuevo mundo lleno de luz. Investigaron y recorrieron la zona muy emocionados, pero se extravieron y perdieron el rastro de su camino de represo, fue así como empezaron a gritar por ayuda y los campesinos acudieron a ellos.

Hipótesis

Es bastante curioso observar como ambas historias están llenas de muchas similitudes, lo que nos puede llevar a pensar que la leyenda rural inglesa se extrapoló hasta España.

Algunos historiadores llegan a apuntar, que la historia se originó a partir de una leyenda medieval sobre un conde de Norfolk, que fue responsable de dos niños pequeños.  El conde intentaría sin éxito envenenar a los niños con arsénico y luego los abandonó en el bosque. Con la supuesta muerte de los niños, heredó los bienes de los pequeños. Según algunos habitantes de Woolpit, éstos probablemente se convirtieron en los niños verdes que fueron encontrados desorientados y enfermos.

Hay expertos que mantienen que el envenenamiento por arsénico puede causar que la piel se ponga de color verde, al igual que la anemia como resultado de la desnutrición. Aunque bien es cierto, que esta teoría no explica ni el extraño idioma de los pequeños ni la increíble historia de donde vivían. De cualquier forma y si se trata de una leyenda, es innegable que es una historia con un argumento muy avanzado para su tiempo.

Por otro lado, según la última historia, la niña narra que su procedencia es del interior de la tierra. Aquello concuerda con la famosa teoría de la tierra hueca y los seres intraterrestres que la habitan.

Existen también personas que afriman que el origen de estos extraños niños de piel verdosa sería de otras dimensiones, de otros planetas del universo, experimentos científicos realizados por el gobierno en un proyecto secreto en una base subterránea, o incluso que simplemente fue una travesura de unos niños provenientes del futuro, que al estar frente a un máquina del tiempo decidieron viajar a nuestra época quedándose atrapados allí.

Página de facebook: http://goo.gl/VRlYvZ
Grupo de facebook: http://goo.gl/rcyg7h
Correo electrónico: revelandoenigmas@gmail.com