10 de octubre de 2014

El cráneo del Niño de las estrellas: Evidencia extratrerrestre

 VISUALIZA LA MISMA NOTICIA EN NUESTRA NUEVA PLATAFORMA :)


El cráneo del niño de las estrellas o también llamado Starchild, es un cráneo de 900 años de antigüedad, encontrado en México en la década de 1930 y desde ese entonces no ha dejado de causar polémica y gran controversia por su supuesta procedencia extraterrestre.



HISTORIA
Según el "Proyecto del niño de las estrellas" hace unos 65 años en una cueva de un poblado rural, al sur del estado mexicano de Chihuahua, una adolescente estadounidense encontró dos esqueletos completos enterrados en el túnel de una mina, esa misma noche los dejó afuera de su casa y una tormenta se llevó los esqueletos y sólo aparecieron al día siguiente los cráneos. La joven volvió a su casa y guardó éstos cráneos durante toda su vida. Según el estudio de Carbono 14 los cráneos tienen una antigüedad de 900 años.
Tras su muerte, fueron entregados al matrimonio estadounidense de Ray y Melanie Young. Melanie, enfermera de cuidados neonatales aseguró que no se trataba de ningún tipo de malformación humana, por lo que decidieron cederlo a evaluación profesional.
El cráneo pasó a manos de los investigadores Lloyd Pye y Mark Bean, quienes con la colaboración de empresas especializadas en genética y junto a varios especialistas en química, Neurociencia y Craneofisiología han llegado a determinar que existe una probabilidad cercana al 90% que el cráneo extraño sería de un ser híbrido de madre humana y padre de una raza no conocida.
Los resultados descubiertos por el equipo de investigación descartaron todas las deformidades conocidas, y se presenta a la comunidad científica con un perfil genético y físico totalmente diferente al de una persona humana. Las pruebas de ADN han descubierto ya un alto porcentaje de ADN extraño, y el proyecto tiene como objetivo recuperar el genoma entero, lo cual permitirá a los expertos determinar si el cráneo Starchild es una nueva especie.
El director del equipo de investigadores, Lloyd Pye, afirma que, la existencia de seres extraterrestres en nuestro planeta podría quedar demostrada gracias a éste descubrimiento.
Los científicos explican que en las imágenes se puede obtener la siguiente información:
Uno es totalmente normal y pertenece a una mujer joven, de entre 20 y 30 años, en cambio, el otro (el cráneo del Niño de las estrellas) se le atribuyó a un niño de cinco años, muestra una serie de alteraciones que no parecen propias de un ser humano.
En el 2003 se le realizaron pruebas de ADN y los resultados fueron que los dos cráneos no están relacionados genéticamente; también resultó desconocido el gen del padre. Su morfología es muy extraña, con abultamiento a cada lado de los ojos y con la parte posterior alargada y aplastada. Además, las cuencas oculares son muy superficiales, por lo que se supone que la criatura carecía de movilidad en los ojos. Por otra parte, el denominado foramen magnum, el agujero que se encuentra en la base del cráneo y que lo une a la columna vertebral, se encuentra adelantado, casi en el centro de la base del cráneo.

LEYENDA
En cuanto al origen híbrido de este niño, los indígenas de la zona donde se encontraron los cráneos cuentan una antigua leyenda sobre los niños de las estrellas. Según estos relatos, que se remontan como mínimo a dos siglos atrás, unos seres procedentes de las estrellas dejaron embarazadas a varias mujeres que vivían en las aldeas más aisladas de la región. Después de dar a luz, los criaban durante varios años, hasta que sus padres regresaban del cielo para llevárselos. ¿Es posible que los restos encontrados correspondieran a una madre que intentó evitar que le arrebatasen a su hijo híbrido? Para ellos, la historia segura del Starchild, es la de un niño al que escondieron en la cueva, para no entregarlo. La mujer encontrada junta sería una sirvienta de la familia, que le llevaba alimentos.

OPINIONES
Los escépticos, piensan que el cráneo del Niño de las Estrellas, podría corresponder a una persona que haya muerto por una enfermedad de nombre “Hidrocefalia” (presencia de líquido en la cabeza, ocurriendo una deformación de la misma).
Por su lado los creyentes, como Lloyd Pye asegura  que la extraña forma del cráneo, no podía deberse a una malformación congénita; dado que esta ocurre en forma irregular; no como la que presenta el cráneo (regular), la extraña  disposición de las cuencas oculares, y la ubicación del espacio para el entronque con la columna vertebral, no tendría nada que ver con enfermedades como la Hidrocefalia o la Progeria (envejecimiento prematuro).
Los escépticos reflexionan que en el estudio del cráneo en 1999, se identificaron tanto cromosoma X como el Y; llegándose a saber el género del Niño de las Estrellas (masculino), Si el cromosoma Y solo puede ser aportado  por el padre, este tendría que ser humano (XY),  para poder haber sido concebido.
Los creyentes por su lado, piensan que existe posibilidad de  que un mestizaje ocurra, los extraterrestres masculinos también podrían aportar el cromosoma Y,  a sus descendientes.  También las madres extraterrestres podrían tener cromosomas iguales a los humanas (XX). Los creyentes ven la capacidad craneana del Niño de las Estrellas como una evidencia de que el niño no era humano (1500 centímetros cúbicos). 
Los escépticos, anteponen el recurso de que la diferencia con un humano normal, no es la capacidad cerebral; pues esta sería generada a partir del agrandamiento craneal, propiciado por el exceso de líquido raquídeo en la cabeza (Hidrocefalia).
La comparación arrojó que el Starchild (en las secuencias obtenidas), tiene un padre desconocido genéticamente hablando; o sea no coincidente con el genoma humano. De todas formas esto no es concluyente; es necesario hacer la  secuenciación del genoma completo, para saber a ciencia cierta si el Starchild es de procedencia humana, o desconocida.
Escépticos como el Antropólogo forense español Alfonso Sánchez, comentan socarronamente, que el dinero donado a el proyecto Starchild posiblemente sirva para la jubilación de Lloyd Pye, y  que las informaciones previas dadas por este,  van desde el ocultamiento de información,  ignorar otras, y establecer falsedades de tal grado, como errar hasta en el género obtenido del Niño de las Estrellas.

Finalmente nada está comprobado aún, el misterio que se esconde detrás del cráneo del niño de las estrellas permanece indescifrable y solo nos queda continuar con las investigaciones y análisis del caso, recopilar toda información posible y verídica, y abrir la mente a un trascendental cambio que podría demostrar dentro de poco el proyecto Starchild. Sin duda un enigmático descubrimiento que ha sorprendido a más de uno y hecho dudar a muchos escépticos.

No te olvides de dejarnos tu comentario :) y estar siempre en contacto con nuestras redes.

Página de facebook: https://www.facebook.com/revelandoenigmasblog?fref=ts
Facebook: https://www.facebook.com/revelandoenigmasblogspot
Grupo de facebook: https://www.facebook.com/groups/revelandoenigmas/
Blog: http://revelandoenigmas.blogspot.com/
Correo electrónico: revelandoenigmas@gmail.com