17 de octubre de 2014

Drácula: La historia real de horror más atróz de la historia

Vlad III
El famoso personaje de cine, cómics y teatro, Drácula, del autor irlandés Bram Stoker, fue inspirado en un príncipe del siglo XV, Vlad III, también conocido como Vlad Teples o Vlad el Empalador, el cual era en realidad extremadamente más cruel y terrorífico a la forma en como nos lo mostraron en la ficción.

Vlad Dracuela era el príncipe de Valaquia, junto con Moldavia y Transilvania constituyó el reino de Rumanía. Este sanguinario gobernante desde muy joven mostró un morboso interés por las mazmorras del castillo de su padre.

Su nombre deriva del de su padre, Vlad Dracul II. Dracul se traduce del rumano como Dragón o Diablo, mientras que 'ulea' significa 'hijo de', así Dracuelea vendría a ser 'hijo del Diablo' o 'hijo del dragón', puesto que se sabe que su padre obtuvo aquel título al ingresar a la 'Orden del Dragón'.

Por otro lado, el nombre Tepes se le atribuyó por su cruda y sádica técnica de tortura y ejecución, el empalamiento. Esto consistía básicamente en introducir por el recto, ano o vagina, un palo sin punta de 3.50 m de longitud aproximadamente, atraversarlo y fijarlo a la carne mediante un clavo, este salía por la boca o el hombro y luego procedían a levantar a la víctima para que muriese muy lenta y dolorosamente. Se dice que llegó a asesinar mediante esta técnica atroz entre 40 000 y 100 000 personas.

Vlad tomando sangre frente a las víctimas.
En su tierra, Vlad es considerado como un héroe, por defender los intereses e independencia de su país, con la feroz resistencia contra los otomanos. No obstante, fue fríamente sanguinario y despiadado con sus enemigos, a los que mandaba a matar por empalamiento. Según los historiadores después de aquellas torturas y actos salvajes, el príncipe llenaba un cuenco con la sangre de sus víctimas y remojaba su pan dentro mientras comía. A esto se debe las leyendas que lo señalan como vampiro.

Pero ¿cómo se convirtió en esta abominable bestia asesina? Se sabe que su infancia fue difícil y marcada por desgracias y terribles ejemplos de las atrocidades de su padre, fue criado en medio de una violenta guerra y sin la más mínima formación religiosa y de valores.

A los trece años de edad fue capturado y apresado por los otomanos, quienes obligaron a su padre que lo entregará junto a su pequeño hermano, como una muestra de sumisión y garantía para que el Sultán no vaya a atacarlos. Sin embargo, luego de un tiempo su hermano mayor y su padre fueron asesinados vilmente, uno fue enterrado vivo y el otro apaleado hasta morir, provocando que su ya maltratado y enfermo corazón se endureciera y se llenase solo de odio y rencor.

Ya después, a los diecisiete años es liberado y volvió a Valaquia para reclamar su trono, para esto recibió un gran apoyo del Reino de Hungría y retomó su corona en 1456. Para ese entonces era una persona con hambre de venganza y con una mente muy macabra y brutal.
Técnica de apalamiento

Sin embargo, en 1462, su reino es atacado por los otomanos, Vlad trata de huir a Hundría por buscar protección, pero en el intento es arrestado de inmediato. Por lo que su esposa y su hijo deciden suicidarse, ella tirándose al río y su hijo muere durante el escape. Estuvo encarcelado hasta 1474, y recuperó su trono recién en 1476, el mismo año en que fallece a mano de los turcos en medio de una emboscada, fue decapitado y su colocaron su cabeza en un poste para mostrarla públicamente y se supiera que al fin murió el hijo del Diablo o del Dragón.

Su cuerpo fue enterrado en Snagov, una isla monasterio de Bucharest, sin embargo en 1931, unos exploradores al excavar en su tumba solo encontraron un montón de huesos de animales.

Hoy en día Vlad Draculea es recordado aún por su brutal crueldad para asesinar. Llegó a ser el monarca europeo más temido y macabro, por sus mórbidas torturas y la manera en que se divertía y disfrutaba de esas sádicas prácticas mortales. Asesinó a sangre fría y sin compasión a cualquiera que su mente enferma y desquiciada deseara.

Por otro lado, existen muchos que lo defienden y lo admiran por la forma en que defendió los intereses de su país, que era vista como un buen territorio a conquistar. Llegan a justificar la crueldad de sus acciones aludiendo al reducido ejército que disponía, por lo que era necesario buscar la forma de atemorizar a los enemigos.

Sin importar sus motivos, lo cierto es que este hombre mató brutalmente a más de 100 000 personas de las formas más dolorosas, dejando para la posteridad la historia real de horror más espantosa y sangrienta que se haya conocido.


Página de facebook: https://www.facebook.com/revelandoenigmasblog?fref=ts
Correo electrónico: revelandoenigmas@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/revelandoenigmasblogspot
Grupo de facebook: https://www.facebook.com/groups/revelandoenigmas/
Blog: http://revelandoenigmas.blogspot.com/